Web
Google+
Twitter
Facebook
YouTube
LinkedIn
Pinterest
Versión móvil

miércoles, 10 de junio de 2009

Menopausia femenina - Síntomas médicos y ginecológicos


Mejorar la calidad de vida              
en la menopausia
               


El climaterio y la menopausia femenina son etapas normales en la vida de una mujer. No es una enfermedad, pero en algunos casos la disminución de hormonas femeninas (estrógenos y progesterona) puede producir manifestaciones clinicas a corto o largo plazo con una frecuencia variable: unas mujeres ven totalmente alterada su calidad de vida por los síntomas de esta etapa y otras, en cambio, no notan nada, siendo totalmente asintomáticas. Distinguimos:

  • El climaterio.

    Es una etapa de la vida de la mujer con disminución de la actividad ovárica, manifestada con alteraciones en la menstruación e irregularidades menstruales, sofocos o bochornos, sudoración nocturna, alteraciones psicológicas... Hablamos de premenopausia (3 a 5 años antes de la menopausia), perimenopausia y postmenopausia (se inicia tras 12 meses de la interrupción definitiva de la menstruación y termina al comienzo de la senectud, es decir, a los 65 años).

  • Menopausia.

    Significa el cese definitivo de la actividad ovárica y, por lo tanto, de la menstruación. Es un proceso que se experimenta habitualmente entre los 45 y 55 años, pero puede ser antes de esa edad como consecuencia de una intervención quirúrgica en la que se extirpen los ovarios (ovariectomía) o por otras causas, como la menopausia precoz o prematura si ocurre antes de los 40 años. La menopausia es el término que designa la última menstruación en la vida de la mujer, pasando de un estado reproductivo a uno no reproductivo...


Sintomatología:


SÍNTOMAS A CORTO Y MEDIO PLAZO

  • SOFOCOS.

    Este síntoma aparece en el 75-80% de las mujeres menopáusicas y se manifiesta en forma de oleadas de calor que recorren el cuerpo subiendo hacia la cabeza y producen enrojecimiento de la piel del pecho, cuello y cara; se acompañan habitualmente de intensa sudoración y, en ocasiones, de fuertes palpitaciones y sensación de angustia. Suelen ir acompañados de vasodilatación y sudoración. La frecuencia de estos episodios varía mucho entre las personas, oscilando de unos pocos al mes a varios por hora, y su duración varía de unos segundos hasta una hora, aunque la media suele ser de tres minutos. Los sofocos pueden aparecer antes de la retirada definitiva de la menstruación (premenopausia) y pueden persistir, en ocasiones, durante largos períodos de tiempo, aunque lo habitual es que desaparezcan espontáneamente y sin tratamiento en los 2-3 primeros años del cese hormonal.

  • MANIFESTACIONES PSÍQUICAS.

    Algunas mujeres se ven afectadas en esta época de de su vida por diversas alteraciones psicológicas como irritabilidad, estado de ánimo depresivo, agotamiento, dificultal de la concentración, disminución del interés por el sexo... Estos síntomas pueden ser secundarios, en parte, a los cambios hormonales de este período: los estrógenos modulan diversas funciones a nivel del sistema nervioso central que influyen en el mantenimiento de la sensación de bienestar; pero también influyen en este punto aspectos psicosociales (factores de personalidad, aspectos culturales, relación de pareja, papel de la mujer en la sociedad, en la familia...). Los estrógenos pueden llegar a normalizar, en parte, algunas de las manifestaciones psíquicas.

  • INSOMNIO Y TRANSTORNOS DE SUEÑO.

    La dificultad para conciliar el sueño suele acompañar en muchas ocasiones a la época de la perimenopausia, dentro del llamado "síndrome climatérico". Se produce de formas muy diversas, bien teniendo dificultades para dormirse, bien despertándose durante la noche.

  • INCONTINENCIA URINARIA.

    La disminución de estrógenos provoca pérdidas de flexibilidad y atrofia e hipotonia de los músculos del suelo pélvico, que sustenta los órganos genitales, la vejiga y el recto, de modo que hay mayores pérdidas de orina.

  • ENVEJECIMIENTO DE LA PIEL.

    El adelgazamiento gradual de la piel y su atrofia son cambios que tienen lugar con la edad. Estos fenómenos, que se inician a los 30 años, se intesifican entre los 40 y 50 años, coincidiendo con la menopausia. La deficiencia hormonal produce una disminución de contenido de colágeno de la piel y, por tanto, se vuelve mas seca, fina y menos elástica. Los estrógenos ayudan a mantener la piel en mejores condiciones, mejoran su contenido en colágeno y su hidratación.

  • ATROFIA GENITOURINARIA.

    La falta de hormonas femeninas da lugar a una atrofia del aparato genital y urinario. El adelgazamiento y sequedad de las paredes vaginales da lugar a dolor durante el coito o incluso imposibilidad de penetración. Este lleva a la mujer a evitar las relaciones sexuales, puede aumentar su ansiedad, disminuir su autoestima y afectar directa o indirectamente a la relación de pareja.


SÍNTOMAS A LARGO PLAZO


  • OSTEOPOROSIS.

    La osteoporosis significa la disminución de la masa ósea, lo que da lugar a la fragilidad del hueso haciendolo mas susceptible a las fracturas. Las fracturas más caracteriíticas son las que se producen a nivel de la columna vertebral y del fémur, conllevando una alta incidencia de complicaciones que afectan seriamente a la calida de vida e incluso la propia vida de la mujer.

  • ENFERMEDAD TROMBOEMBÓLICA O CARDIOVASCULAR.

    El infarto de miocardio es la causa más importante de mortalidad de la mujer en los países civilizados. Esta enfermedad, mucho más frecuente en el hombre que en la mujer antes de la menopausia, aumenta de manera muy espectacular en la mujer después de la menopausia y se cree que uno de los motivos más importantes es que desaparace la acción protectora de las hormonas femeninas sobre el aparato circulatorio. La falta de estrógenos produce un aumento de colesterol en sangre y disminuye la elasticidad de los vasos sanguíneos, por lo que favorece la arterioesclerosis y la hipertensión arterial (tensión arterial alta).


Juan Betancor Jiménez
Médico ginecólogo
Unidad de diagnóstico y tratamiento de la menopausia femenina
Centro Clínico Betanzos 60





PUBLICIDAD


CUIDE SU SALUD. La menopasia no es una enfermedad, pero a veces su sintomatología a corto y largo plazo le puede ocasionar molestias para su salud, que son fácilmente tratables. Consulte a su médico o ginecólogo. Prevenir es mejor que curar.



SOMOS GINECÓLOGOS EXPERTOS EN EL
DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DE LA MENOPAUSIA


¡CONSÚLTENOS!
917 302 684   y   917 304 202




Metro: Avenida de la Ilustración, Peñagrande, Barrio del Pilar o Herrera Oria
(mapa de la ubicación del Centro Clínico Betanzos 60)




8 comentarios :

Anónimo dijo...

LA SINTOMATOLOGIA EXPUESTA ME ACLARA MUY BIEN LO QUE ME PASA.
GRACIAS POR SU CLARIDAD

Anónimo dijo...

La menopausia no es una enfermedad, aunque por lo común la vivimos de esa manera. Los sofocos molestan en tus actividades en todas partes, y te sientes más fatigada y cansada con el ritmo diario. También te dan calambres, sudas y cosas así. Explorando, supe acerca de Sojadiol, producto a base de soja natural no transgénica, para ayudar en todos los síntomas que tan ampliamente habéis expuesto. Dado que algunos comentarios refieren sobre su alta eficacia para la menopausia os agradecería, de ser posible, alguna referencia adicional sobre el tema. Felicitaciones por el material. Saludos. Ximena Rodríguez - rximena10@yahoo.es

Centro Clínico Betanzos 60 dijo...

Creo que existen tratamientos mucho mas eficaces que la soja para tratar los sintomas de la menopausia,que deben ser recetados por tu ginecologo.Consulta con Tu medico esoecialista y no te automediques.
Juan Betancor
Ginecologo del Centro Clinico Betanzos 60.

Magali Delgado dijo...

Hola existe un jugo de mangostan que esta ayudadndo a muchas mujeres a contrarrestar los sintomas de esta etapa..

Juan Betancor / Ginecologo dijo...

Para los sofocos leves o moderados,o bien en aquellas mujeres que no puede o no quieren utilizar la terapia hormonal (recomendada para los sofocos severos)bse especifican tratamiento naturales como La FITOTERAPIA.

Los fitoestrogenos son productos naturales ,presentes en diversos vegetales y legunbres,pero especialmente en la soja y en el trebol rojo,que han demostrado tener un efecto beneficioso en el alivio de los sofocos y en otras áreas importantes en la salud de la mujer como el sistema cardiovascular.

Su estructura es parecida a la de los estrogenos,y aunque no son hormonas,pueden unirse a los lugares donde actuan los estrogenos (receptores) produciendo unos efectos similares a estos como el alivio de los sintomas sin presentar algunos de los efectos de los estrogenos.

Los productos fitoterápicos sujetos a regulacion en Madrid y en España,pueden pertenecer a uno de los siguientes grupos:

*Especialidad farmaceutica publicitaria:se trata de medicamentos que pueden adquirirse sin receta y cuentan con autorizacion para su publicidad directa al consumidor.Estan indicados para el tratamiento y alivio de sintomas menores.
*Complemento Alimenticio:producto alimenticio cuyo fin es complementar la dieta normal.Para su comercializacion no es precisa la especificacion de composicion y dosis por lo que no siempre es posible conocer su contenido real.

deb dijo...

Durante la menopausia es importante saber cómo alimentarse, y algunos trucos para recuperar la libido no vienen mal. Les dejo un par de artículos acerca del tema, espero que ayuden
http://salud.uncomo.com/articulo/como-alimentarme-durante-la-menopausia-4288.html
http://salud.uncomo.com/articulo/como-combatir-la-falta-de-libido-en-la-menopausia-4290.html

Anónimo dijo...

Desde Colombia, muchas gracias, su información fue muy importante porque creo que estoy experimentando eso síntomas. Gracia y éxitos en su labor.
Gloria B.

gabucha dijo...

Chicas yo estoy pasando x ese periodo y la estoy pasando mal..si bien no tengo calores tengo un humor de mierda de repente me molesta todo despues lloro ...no ...estoy fatal ni yo me soporto esperoq se me pase rapido.