miércoles, 13 de junio de 2018

Vejiga caída, ¿qué es?

Puede ser que en la revisión ginecológica tu médico te haya dicho que tienes un prolapso. Es un término poco conocido (coloquialmente las pacientes dicen: tengo la vejiga caída), pero es un problema muy frecuente. Aproximadamente una de cada 3 mujeres lo padece, y esta proporción va aumentado con la edad.
El término “prolapso” hace referencia al descenso de una parte o la totalidad de algún órgano pélvico (no sólo la vejiga) a través de la vagina. En futuros posts veremos los tipos y grados que existen. Hoy vamos a explicar las causas por las que éstos aparecen. Así entenderemos qué podemos hacer para evitar su aparición o progresión.

Función de sostén

Una de las funciones del suelo pélvico es la de servir de sostén a los órganos que están alojados en la pelvis. De forma muy simplificada, podemos imaginar que estos órganos descansan sobre una hamaca formada por los músculos y ligamentos que constituyen el suelo pélvico. Aunque si éste fuera el único mecanismo de sostén, tendríamos las vísceras pélvicas aplastadas sobre esta hamaca. Pero no es tan sencillo.
Se mantienen “suspendidas” gracias a estructuras de tejido conectivo que conectan dichos órganos con las paredes abdominales, a modo de pilares. Éstos se dirigen hacia la parte anterior, hacia los laterales y hacia la parte posterior. Y contribuyen de este modo a mantener una adecuada estática pelviana.
Cuando todas estas estructuras se mantienen intactas, y la distribución de las presiones dirigidas hacia el abdomen es la adecuada, la estática pelviana se mantendrá íntegra. El problema aparece cuando falla uno de estos dos mecanismos o, como sucede en prácticamente todos los casos, ambos.

¿Qué factores contribuyen a la aparición de los prolapsos?

La alteración de las estructuras anatómicas que hemos mencionado se produce típicamente a lo largo del embarazo (por distensión de los tejidos). Y sobre todo durante el parto (casi siempre en relación con desgarros o episiotomías, y partos instrumentados). En ocasiones esto también puede suceder en determinadas cirugías pélvicas o abdominales. En cualquiera de estas situaciones, al fallar el soporte o la suspensión, se altera la posición adecuada del órgano afectado, que quedará caído (vejiga caída). El hecho de que este tipo de prolapsos se produzcan exclusivamente en mujeres, se debe a la existencia del hiato genital (el orificio vaginal o canal del parto). Éste es el punto débil por donde “asomarán” las estructuras que dejen de estar bien fijadas.
El segundo factor que contribuye a la aparición o progresión de un prolapso es la mala gestión de las presiones. Cuando realizamos determinadas actividades cotidianas se produce un aumento de presión sobre el periné: gestos como la tos o el estornudo, hábitos regulares como la defecación, las tareas de la casa o la actividad deportiva de impacto.
Si cada día al hacer deposición realizamos un esfuerzo inadecuado, estaremos “empujando” nuestro prolapso a esa zona de debilidad. Esto provocará su avance progresivo (puedes leer aquí una forma de evitarlo). En personas estreñidas, este esfuerzo será mucho mayor, y el efecto sobre los órganos pélvicos será más evidente. Mujeres con tos crónica o aquéllas que trabajan levantando cargas son otros ejemplos de personas con riesgo de tener la vejiga caída. También las aficionadas a los deportes de impacto.
Ahora ya sabemos por qué aparecen los prolapsos. En próximos posts, explicaremos las medidas que podemos adoptar para prevenirlos. Y qué podemos hacer para evitar su progresión si éste ya se ha instaurado.
Fotografías: TheaRomitiphotos y Tina Franklin on Flickr

sábado, 17 de marzo de 2018

Tratamiento de la Sequedad Vaginal Vía Oral

Los ginecólogos y médicos especialistas en el tratamiento de la menopausia de Madrid disponemos ya de un primer medicamento efectivo para tratar la “sequedad vaginal” que es motivo de consulta frecuente en la mujer  menopausica ya que altera sus relaciones sexuales y su calidad de vida.





Unidad de Diagnostico y Tratamiento 
de la Menopausia en Madrid

Este nuevo medicamento cuya sustancia activa es el Ospemifeno se toma por la boca evitando los inconvenientes del tratamiento local vía vaginal que es rechazado por una cantidad importante de mujeres menopausicas en nuestro entorno, pero además presenta otros beneficios importantes nada desdeñables:

  • En la vagina aumenta la lubrificación de forma natural a partir del tercer mes de tratamiento.
  • Los ginecólogos lo podemos indicar a mujeres que han sido tratadas de un cáncer de mama.
  • No provoca efectos indeseables en el aparato genital interno (ovarios y/o útero), no produce sangrados
  • Tiene un efecto protector en los huesos, evitando la osteoporosis menopáusica.
  • No aumenta la coagulación de la sangre, por lo que no provoca tromboembolismos venosos ni accidentes cerebro-vasculares.




El Ospemifeno es el primer Tratamiento Oral No Hormonal del que disponemos los ginecólogos y médicos especialistas en el diagnostico y tratamiento de la menopausia en  Madrid para tratar de forma efectiva la atrofia vulvo-vaginal y aumentar la calidad de vida de nuestras pacientes.

Dr Betancor Jiménez, Juan especialista en Ginecología y Obstetricia del Centro  Clínico Betanzos 60. de Madrid


Ginecólogo experto en el tratamiento de la menopausia.

domingo, 11 de marzo de 2018

Diagnóstico Clínico por Imagen

El diagnóstico por imagen es imprescindible en cualquier poli-clínica de Madrid porque ayuda a los médicos generales y/o a los médicos especialistas a llegar a un diagnóstico correcto de los síntomas que presenta el paciente.





Médicos especialistas en Diagnostico 
Clínico por imagen

En una unidad de diagnóstico por imagen debe contar al menos con:

  1. Mamografía Bilateral, que es el método de diagnóstico princeps del cáncer de mama. Lo modernos mamógrafos de baja radiación, permiten realizar esta prueba diagnóstica a todas las mujeres mayores de 40 años, una vez al año.
  2. Ecografía ginecológica y general, ya que tiene la ventaja de ser económica e inocua porque no son radiaciones ionizantes. Destacamos la ecografía ginecológica vaginal, mamaria, abdominal, tiroidea, de tejidos blandos como articulaciones y músculos, digestivas, urológicas, … En los centros ginecológicos, la ecografía del embarazo en 3D y 4D permite ver la cara del bebé antes de nacer.
  3. Radiología General o convencional, donde se utilizan Rayos X, obteniéndose radiografías de todo el cuerpo:
·   Cabeza/cráneo: cávum, fosas nasales, oído, senos paranasales, …
·   Tórax y tronco: pulmones, corazón, columna vertebral (cervical, dorsal, lumbar, …), costillas,…
·    Abdomen en una o varias proyecciones.
·  Extremidades superiores e inferiores, brazos, piernas, rodillas, manos, …
  1. Resonancia Magnética Abierta, que evita la claustrofobia en el paciente, obteniendo imágenes de alta definición.
  2. Densitometría ósea en el diagnóstico y tratamiento de la osteoporosis.


domingo, 4 de marzo de 2018

Tratamiento de las Verrugas Anogenitales con cremas

Las verrugas genitales y peri anales están producidas por algunos subtipos del papiloma humano ( Vph ) de bajo riesgo, siendo siempre benignas.


Médicos especialista en
Enfermedades de Transmisión Sexual

Las verrugas anogenitales o condilomas acuminados pueden ser pequeñas o grandes, aisladas o agrupadas en forma de coliflor, planas, … siendo considerada la infección de transmisión sexual más frecuente. 
Se calcula que en Madrid, 8 de cada 10 personas sexualmente activas han estado en contacto alguna vez con HPV (papiloma humano).


Este virus se transmite durante las relaciones sexuales incluso usando preservativos aunque la persona infectada no presente síntomas, pudiendo aparecer éstos años después de la infección.

Los ginecólogos, dermatólogos, urólogos y médicos especializados en enfermedades detransmisión sexual (ETS), disponemos de pruebas eficaces para detectar el virus en el hombre y la mujer (Hibridación de HPV) y diversos tratamientos para eliminar estas verrugas: criocoagulación, cirugía si los condilomas son graves, soluciones líquidas o cremas que son capaces de resolver este grave problema de salud.

Los tratamientos con cremas para la eliminación de los condilomas y verrugas genitales se realizan con pomadas de uso externo (no se deben aplicar dentro del recto y/o la vagina):

  • Se deben aplicar 2 -3 veces al día.
  • Aplicar sobre la verruga e incluso su entorno inmediato.
  • Mantener siempre la zona a tratar seca y limpia. No quitar restos de crema que pudiera haber.
  • La duración del tratamiento siempre será establecida por el médico especialista en ets. Nunca deberá superar 4 meses de tratamiento (16 semanas).

No se automedique si presenta verrugas genitales y/o perianales. Acuda al ginecólogo, urólogo y /o dermatólogo y siempre será su médico el que le indique el tratamiento a realizar.



domingo, 25 de febrero de 2018

El Cáncer de Ovario

El cáncer de ovario es el cáncer ginecológico más difícil de diagnosticar y el que más muertes ocasiona por su diagnóstico en fase tardía.
 Se desarrolla fundamentalmente en mujeres mayores de 50 años y ocupa el quinto lugar entre todas las causas de muerte por cáncer en la mujer.



Ecografía Vaginal para el diagnostico 
del Cáncer de Ovario


El cáncer de ovario afecta al 1% de las mujeres en algún momento de su vida y siendo los factores de riesgo:

  • Antecedentes familiares de cáncer de ovario, cáncer de mama o cáncer colorrectal.
  • Síndrome de Lynch: cáncer colorrectal hereditario no asociado a poliposis.
  • Obesidad y la edad avanzada.
  • Las hormonas y algunos fármacos utilizados para la reproducción.

Los síntomas del cáncer de ovario, se presentan frecuentemente en etapas tardías de la enfermedad retrasando su diagnóstico precoz:

  • Síntomas de aparato digestivo: dolor pélvico, hinchazón, estreñimiento, inflamación abdominal, …
  • Síntomas aparato urinario: orinar con frecuencia, quedarse con ganas de orinar, escozor,…
  • Síntomas ginecológicos: sangrado irregular, dolor en las relaciones sexuales profundas, …
  • Síntomas inespecíficos como fatiga, pérdida de peso, dolor en la espalda,….



Esta ausencia de síntomas específicos, a menudo tardíos, empeoran el pronóstico de esta enfermedad porque retrasan su diagnóstico.

El diagnóstico de esta enfermedad la realiza el ginecólogo en base a
la exploración ginecológica, donde se va a palpar una tumoración en la pelvis que obliga a realizar pruebas complementarias como: