viernes, 27 de agosto de 2021

Entrevista a la Dra. Fernández de Bas, Ginecóloga del Centro Clínico Betanzos

 


"El éxito en la vida no se mide por lo que logras sino por los obstáculos que superas”

“No es posible despertar la conciencia sin dolor. La gente es capaz de hacer cualquier cosa, por absurda que parezca, para evitar enfrentarse a su propia alma. Nadie se ilumina fantaseando figuras de luz, sino haciendo consciente su oscuridad”. C. Jung.

Luces y sombras habitan en nuestro interior, es cierto. Forman parte de lo que somos, de lo que no queremos ser y de lo que puede que seamos. Además, representan la lucha constante entre lo que reconocemos, lo que queremos evitar a toda costa, lo que sí admitimos y lo que ignoramos o no queremos ver en absoluto. Y es justamente ahí en este pequeño, pero costoso equilibrio, donde tratamos de pasar nuestros días sin que ninguna de las partes domine nuestra vida. O por lo menos es lo que intentamos. Es un trabajo difícil lidiar con nosotras mismas cada día, placentero tal vez pero serio, muy serio. Un trabajo que requiere mucha atención y paciencia. ¿Qué os parece si nos volvemos a poner frente a un espejo? Bien. Mirad con atención. Ahora, es verdad que para poder vivir con nosotras mismas tenemos que tomar conciencia de que una buena dosis de aceptación de la realidad es fundamental. ¡Sí señoras¡ Siento decíoslo pero estamos hechas todas de luces y de sombras y por eso mismo habrá partes que nos cueste aceptar. ¿Por qué? Os preguntaréis…Porque la aceptación de nuestras sombras puede implicar sufrimiento aun así merece la pena ya que cada proceso de cambio también implica evolución y aceptación de nuestro yo. Así que, queridas mías, no todo son luces, ni las luces siempre iluminan nuestra vida. Y los que os hacen creer que su vida solo es brillo puro, mienten. Las luces en ocasiones nos pueden cegar el camino y las sombras puede que nos den las respuestas. Un consejo: no escondáis nunca vuestra verdadera esencia, llena de bella luz y de oscuras sombras porque justamente eso os hace auténticas, especiales, únicas. Somos humanas: no neguéis vuestras sombras, aceptadlas con mucho cariño tal y como hacéis con las luces. Ahora bien, ¿Qué opináis del juego de luces y sombras proyectado al exterior? Es así, exactamente así lo que ocurre dentro de nosotras, ocurre fuera. El mundo es un columpio infinito de luces y sombras. Aprender a lidiar con esto, es la clave. Es un sitio este que nos ilumina con acontecimientos felices, justos, que nos premia con gente maravillosa a nuestro alrededor pero también nos ofrece muchas sombras, injusticias, sufrimiento…y lo único que podemos hacer es aprender de cada una de las cosas que el mundo nos ofrece, con agradecimiento infinito. ¿Verdad, Bárbara?

Prestadme atención, chicas, porque hoy os presento a Bárbara que durante su camino ha experimentado las infinitas luces y sombras del mundo. Nacida en Madrid pero ciudadana del mundo a lo largo de su vida habiendo cursados estudios en Irlanda, Canadá, Francia y España, desde la infancia supo claramente cuál era su vocación: ayudar al prójimo participando en distintos voluntariados, actividades comunitarias y dedicando su vida a la medicina.

Criada en el seno de un matriarcado y madre de tres maravillosos hijos, dos de ellos, niñas, Bárbara Fernández es también una excelente profesional: Especialista en Ginecología y Medicina de la Longevidad. Con ella hoy descubriremos el centro de nuestra feminidad…

  “El buen medico trata la enfermedad; el gran médico trata al paciente que tiene la enfermedad”, comentaba en el siglo pasado el gran médico canadiense William Osler. Su sabiduría, a pesar del tiempo, sigue teniendo un sabor actual y contemporáneo. Más en concreto, se adapta perfectamente a tu filosofía de vida profesional y a la elección consciente de tu especialidad…Empatía, ginecología y mujeres: ¿Quién es la Bárbara médico?

La Bárbara médico es una apasionada de su trabajo, implicada con los pacientes y que está en constante búsqueda de nuevos tratamientos y soluciones que ayuden a resolver  sus problemas, con el objetivo final de mejorarles la calidad de vida y, en definitiva, hacerles más felices.

A la ginecología no llegué por casualidad. He vivido rodeada de mujeres y he escuchado sus problemas cotidianos. Qué mejor que ser ginecólogo para poder resolverlos. Pero mi visión de esta especialidad dista mucho de lo que me enseñaron mis profesores y adjuntos (a los que estoy profundamente agradecida). Mi formación en medicina antiaging, me ayuda a valorar a mis pacientes más allá del síntoma por el que consultan. En mi consulta, las valoro de forma integrativa y holística y mis tratamientos son globales y multidisciplinares. Yo no trato síntomas, trato el origen de su enfermedad. Y si puedo, me adelanto al desarrollo de estas. Mi ginecología es una ginecología antiaging y sin tabús.

Doblemos ahora esa hoja de ruta profesional para que encuentre la experiencia personal, la esencia. Me gustaría que pudieses trazar un hilo a través de tres conceptos: “matriarcado, responsabilidad y esfuerzo”…Te escucho.

Me crie en el seno de un matriarcado, rodeada de mujeres empoderadas que lo mismo llevaban una casa que una empresa. Mujeres fuertes, seguras de sí mismas, independientes, cariñosas, frágiles, sensibles, amantes de su vida y de su familia. También he tenido la suerte de tener un padre que ha sabido estar a la altura de estas mujeres. Trabajador incansable, que nos ha inculcado el sentido del esfuerzo, el amor por el negocio y el trabajo bien hecho, así como la responsabilidad en todas las facetas de nuestra vida. Este entorno ha forjado mi personalidad y sobre todo la idea en mi cabeza de que sólo nosotras tenemos las riendas de nuestras vidas. Yo he sufrido en mis propias carnes cómo mis embarazos me han ido relegando a puestos en los que no desarrollaba mi completo potencial y que mermaban mi autoestima hasta hacerme plantearme mi propia profesionalidad. Pero eso sólo me ha hecho más fuerte, y me ha hecho querer con más ganas montar mi propia consulta, divulgar mis propias ideas y dar un servicio a mis pacientes como yo quiero, y no como me diga un tercero.

Un ejercicio algo complejo, ahora. Según la definición del clúster de Porter, se pueden estudiar las posibles nuevas incorporaciones transversales a través de las concentraciones de empresas conectadas entre sí en un campo particular para la competencia. Bajo esta perspectiva, utilizando el mismo esqueleto conceptual, ¿Cómo has utilizado tu bagaje cultural matriarcal para crearte un hueco profesional frente a la alta competencia patriarcal? ¿Qué has tenido que ir incorporando para seguir adelante? 

Sinceramente, cuando comencé mi carrera en ningún momento sentí estar en desventaja por ser mujer, me formé en un servicio en el que la Jefa era una mujer, y la mayoría de mis adjuntos también. Cuando comencé a trabajar como adjunto, tuve como mentores un Jefe de Servicio y un Jefe de Departamento de Oncología, que me hicieron sentir como parte del equipo desde el primer día, y que, si hubiera sido por ellos, mis embarazos no hubieran sido problema alguno. De hecho, creo que supieron ver las grandes diferencias que hay entre hombre y mujeres. Ellos serios, parcos en palabras, yo empática, cariñosa con las pacientes oncológicas…Son esas diferencias las que consiguen la excelencia en cualquier equipo. En mi profesión, es tan importante el conocimiento como el trato que das a tus pacientes. Sin embargo, esto cambió con la entrada de un nuevo Jefe de Departamento. Aunque en un primer momento esta situación me hizo alzar la voz en contra de que mi puesto hubiera sido ocupado por un compañero varón, al ver la pasividad de Gerencia y compañeros, tuve claro que de esa situación sólo podía salir yo.

Soy una mujer, con una familia y unas responsabilidades. Pero también soy una profesional que ama su trabajo y que me he sacrificado mucho y sigo haciéndolo por llevar a cabo mi trabajo de la mejor manera posible.

Nuestras diferencias por ser mujeres nos hacen poderosas y valiosas en nuestras profesiones, creo firmemente que es un error que renunciemos a nuestra propia esencia.

Quedémonos un rato más en este maravilloso campo semántico femenino. De ahí sacamos dos conceptos más que me gustaría que analizásemos juntas. Empoderamiento femenino y sexualidad: ¿Cuál es el núcleo de ambos? ¿Qué aportas a la causa personal y profesionalmente como mujer?

Claramente, este es nuestro siglo. Las mujeres hemos tomado conciencia de nuestro propio yo. Y eso incluye claramente nuestra sexualidad. Ya no nos avergonzamos por hablar de sexo. Pero pocas veces esa confianza se observa en la consulta con nuestros ginecólogos.

En el campo de la ginecología siempre me ha molestado que las pacientes consultaran con miedos, dudas y problemas y que salieran de la consulta igual. Hasta hace poco se han normalizado patologías y no debía de haber sido así. La idea de que con la menopausia acaba nuestra vida sexual, que tras el parto no quedas igual…Creo en una ginecología sin tabús, de mujeres para mujeres. Un espacio de entendimiento, confianza y empatía. Porque lo que no saben muchas pacientes es que la mayor parte de los problemas que tienen, y no suelen consultar, tienen solución. Gracias a la ginecología regenerativa los ginecólogos tenemos más armas terapéuticas para tratar problemas tan comunes como la sequedad genital, las cicatrices, las incontinencias, las disfunciones sexuales, el dolor pélvico, infecciones de repetición, vulvodinia, etc…

Respondiendo a tu pregunta sobre el núcleo entre el empoderamiento y la sexualidad, creo, que la clave está en la vulva. La vulva es el centro de la feminidad y por ende de nuestra propia sexualidad. Históricamente, nos han hecho ver que la vulva es un órgano feo que no merece ni ser mirado, mucho menos, cuidado. Pero la vulva es el órgano femenino más importante, es el origen de nuestro placer, surge nueva vida a través de él… El codo, es una parte fea y rugosa de nuestra anatomía, y aun así la miramos y cuidamos si la notamos más áspera.¡¡¡Lo mismo pasa con la vulva!!!

Es curioso como los hombres han conseguido hacer de su miembro un atributo al que contemplar y venerar, y, sin embargo, nosotras ni siquiera nos la miramos.

Yo quiero romper con todos esos clichés y tabús.

Si te dijese: “Vocación, voluntariado y altruismo”, ¿Qué me dirías?

Te diría que son los motores de mi vida. Más allá de lo relacionado que pueda estar con mi vida profesional, son fundamentales en mi vida personal.

Sólo te doy tres nombres: “Cayetano, Camila y Gadea”… ¿Te suenan? ;)

¡Mis niños! Mis tres rubios que lo mismo me los como a besos como acaban con mi paciencia…Aunque hay veces, sobre todo en estos momentos de confinamiento, que envidio la soltería y la ausencia de “mochila”¡jajajaja!

Ellos, junto a mi marido son los pilares fundamentales en los que me apoyo. Gracias a ellos he tenido fuerzas para renovarme y ser la protagonista de mi propia vida.

Y ahora dejémonos llevar por la imaginación y el arte. Te pregunto por una de mis musas: Frida Kahlo. Si pudieses ser una obra de arte suya, ¿Cuál serías y por qué?  ¿Qué te gustaría transmitir con sus pinceladas?

Qué difícil me lo pones… “Árbol de la esperanza, permanece fuerte” de 1946, es claramente el cuadro que mejor me caracterizaría. Es una obra que pinta Frida tras una cirugía que no fue bien. En él se ve a una Frida dormida sobre una camilla, hecha un ovillo con cortes quirúrgicos en la columna. Delante de la camilla, una Frida seria con un banderín que dice “árbol de la esperanza, mantente firme” deja atrás a la Frida inerte de la camilla. En el fondo hay una mitad iluminada por el sol y otra oscura, como la vida misma.

La vida es la que es, con luces y sombras, momentos dulces y amargos, pero hay que seguir  y levantarse cada día, y si puede ser  con más fuerzas, mejor. Una carrera de obstáculos en la que lo importante es participar y poder llegar a la meta.

Para terminar, tres preguntas para todas las socias de Philippa Club: Después de un día intenso de trabajo, ¿Qué es lo que más te relaja y ayuda a gestionar la carga laboral?

Me encanta tumbarme en el sofá y ver una serie con mi marido, es “nuestro momento”. Él no par de hacer comentarios, y yo me parto de la risa con ellos…

¿Qué consejo darías a niñas y mujeres que aspiran a cambiar el mundo? 

Que confíen en ellas, que sigan sus instintos y que luchen por sus sueños.

¿Qué es lo que más te gusta de Philippa y que crees que te está aportando? 

Sin duda, el aspecto colaborativo del Club. Trabajar juntas nos hace más fuertes.

Entrevista realizada por:

Antonella Catucci

Marketing & Sales Specialist

Co-Director of Communications / Director of MKT&Women in Marketing Insider Review

Socia de Philippa Club

sábado, 8 de mayo de 2021

¿ Como aliviar la sequedad vaginal durante la menopausia ?

 

Sequedad y Atrofia vaginal

 

 
La sequedad vaginal durante la menopausia es un problema que afecta al 66% de las mujeres europeas en edad de la menopausia, y hasta el 90% de las mujeres en españolas en edad postmenopáusica, provocando síntomas que alteran  su calidad de vida y su esfera  sexual: sensación de tirantez, sequedad, ardor, picor, dolor al mantener relaciones sexuales y alguna pérdida de orina.
 
La sequedad  y atrofia vaginal viene causada por el cese de la actividad ovárica, que al dejar de producir Estrógenos ( la hormona femenina ) provocando el Síndrome Genitourinario de la Menopausia .
 
La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia. comunica que a pesar de la alta afectación, muchas mujeres no consultan a su Ginecólogo o Ginecóloga por pudor o porque consideran que es algo normal  asociado a su edad.
 

 

¿ Como aliviar la sequedad vaginal durante la menopausia ?

 

La mujer que padece esta sequedad vaginal debe de mantener un estilo de vida más saludable sin abandonar su actividad  sexual, disponemos de:
 
  1.  Hidratantes de Acido Hialurónico y Lubrificantes vaginales que alivian transitoriamente los síntomas.
  2. Tratamientos hormonales  y/o otros Medicamentos    con actividad estrogénica que van a mejorar los síntomas vaginales y los urinarios, en forma de óvulos, cremas, comprimidos orales,... que siempre  deben ser recetados por su ginecólogo/a.
  3. Tratamiento NO Hormonales que van a activar la circulación vaginal y Vulvar con la formación de colágeno y con efecto duradero en el tiempo. Destacamos:
 
 
 
 
 
 
LASER GINECOLOGICO  SEQUEDAD VAGINAL
 
 
 
 
 
 
 
 
 
HIFEM-ELECTROMAGNETISMO
 
 
 
 
 
 
 
 
RADIOFRECUENCIA GINECOLOGICA
 

 

 Ninguno es mejor que otro, lo importante es que el médico adapte el tratamiento a las necesidades médicas y preferencias de la paciente, que la mujer participe en la elección y se sienta cómoda con el tratamiento, porque ello mejorará su calidad de vida.

domingo, 2 de mayo de 2021

VIVEVE, el tratamiento que mejora el placer sexual de la mujer

sábado, 3 de abril de 2021

Rehabilitación del suelo pélvico para tratar la incontinencia de orina

 

La Dra. Mª Eugenia Rivera nos habla sobre las técnicas de rehabilitación del suelo pélvico

María Eugenía Rivera Martínez

"Es importante reconocer los músculos que conforman nuestro suelo pélvico, que nos ayudan a realizar dos gestos tan frecuentes como puede ser la micción o la defecación. Que no se trata de que estén fuertes, si no que los controlemos y entendamos que en ocasiones hay que relajar para no dañarlos, y en otras para protegerles."

María Eugenia Rivera Martínez es Licenciada en Medicina, especializada en Medicina Física y Rehabilitación, con Máster en Medicina Estética. Forma parte del equipo de profesionales de Centro Clínico Betanzos 60.

¿Es posible solucionar los problemas de incontinencia urinaria con rehabilitación del suelo pélvico?

La rehabilitación del suelo pélvico en los casos de Incontinencia Urinaria de Esfuerzo tiene un nivel de evidencia tipo 1, según las últimas revisiones de los estudios y ensayo clínicos realizados hasta 2018, donde se considera al ejercicio de la musculatura del suelo pélvico capaz de resolver o mejorar los síntomas de Incontinencia Urinaria de Esfuerzo.

Es importante entender que los cambios se observaron en todas aquellas pacientes que mantuvieron por lo menos durante 3- 6 meses la pauta de ejercicios aprendidos y realizaron los cambios en el estilo de vida recomendados.

¿Cuál es el equipo idóneo para realizar la rehabilitación del suelo pélvico?

Lo importante es buscar un equipo de trabajo multidisciplinar. En nuestro caso, el equipo lo conformamos yo como médico rehabilitador, María Rodríguez como fisioterapeuta, y colaboramos con la unidad de Ginecología que se encuentra en nuestro centro, en algunas ocasiones también nos apoyamos en especialista en ejercicio físico y deporte.

¿Qué es la gimnasia abdominal hipopresiva?

La gimnasia abdominal hipopresiva es una técnica descrita por Marcel Caufriez, que consiste en generar un hipopresión o presión negativa en la cavidad abdominal, favorecida por varias posturas junto a una contracción en apnea del músculo diafragma, cuyo resultado es provocar un acto reflejo a nivel del suelo pélvico favoreciendo su ascenso o fortalecimiento. Es una técnica que busca tonificar la pared abdominal y permite a la paciente a tener conciencia de su postural.

Es importante explicar que están descritas muchas otras técnicas para conseguir los mismos resultados, pero lo interesante es estudiar la dinámica respiratoria durante las actividades básicas de la vida diaria, y valorar si existe una mala gestión de las presiones que favorece el incremento de los síntomas a nivel de suelo pélvico, por ello es importante un estudio completo todo el equipo.

¿Para quién está indicada?

Lo solemos pautar para pacientes con debilidad de la pared abdominal, ya sea post parto o tras procesos de pérdida de peso, o en aquellas que deseamos mejorar actitud postural. Aunque, como ya explicamos, tenemos varias herramientas para conseguir estos mismos objetivos, por lo que adaptamos las pautas a la paciente y no al contrario.

¿Los ejercicios kegel sirven para prevenir la incontinencia de orina?

Los ejercicios de Kegel sirven para tonificar el suelo pélvico y que se tenga conciencia de los músculos implicados en la micción y en la defecación. Pero no previene que exista una incontinencia urinaria, porque existen otros factores que pueden conllevar a la perdida de orina o de heces, sin que sea secundario por la debilidad muscular del mismo.

Pero si es importante conocerlos y realizarlos de manera frecuente, ya que por su desuso o por la poca consciencia que tenemos de control muscular en esa zona, a medida que nos acerquemos a una edad avanzada, tras una cirugía ginecológica o urológica, o tras un parto puede ser difícil su reactivación.

¿Cómo puede mantenerse un suelo pélvico fuerte?

Entendiendo primero que es importante reconocer los músculos que se encuentran y conforman nuestro suelo pélvico, que nos ayudan a realizar dos gestos tan frecuentes como puede ser la micción o la defecación. Que no se trata de que estén fuertes, si no que los controlemos y entendamos que en ocasiones hay que relajar para no dañarlos, como puede ser ir al baño con mucha prisa, y en otras para protegerles, como puede ser al levantar un peso o al recoger un objeto del suelo.

Es importante que todos entendamos que en nuestro día a día debemos cambiar ciertos conceptos erróneos, que a lo largo de los años se han vuelto naturales y que dificulta que los pacientes consulten, como el asociar incontinencia con hacernos mayor o el normalizar el estreñimiento, en ambas situaciones debemos consultar.

¿Qué recomendaciones darías a los pacientes en su día a día para favorecer la estabilidad del suelo pélvico?

Existen una serie de modificaciones en nuestro día a día que pueden favorecer una adecuada estabilidad del suelo pélvico, algunas de las recomendaciones que damos a nuestros pacientes son:

  • Realizar la maniobra de apretar la tripa llena de aire, cuando tenemos prisa por vaciar o al observar que nos cuesta vaciar la vejiga o el recto, es incorrecto, debemos favorecer el vaciado realizando el movimiento contrario producir una contracción abdominal vaciando la cavidad abdominal durante la espiración, y posicionándonos de manera adecuada en el váter.
  • Se debe vaciar la vejiga de manera controlada, cada 2 a 3 horas y vaciar el recto por lo menos cada 24-48 horas.
  • Hay que controlar el uso excesivo de bebidas que estimulen la vejiga como puede ser los que contienen cafeína o teína.
  • Una alimentación balanceada donde se incluya piezas de fruta y vegetales a diario, así como la ingesta de agua no menos de un litro y medio al día, favorece una consistencia adecuada para la expulsión del bolo fecal.
  • Se debe evitar el sobrepeso y el tabaco.

Pero lo más importante que se debe entender, si por favor presentan algún síntoma, consulte con un médico especialista en suelo pélvico.

lunes, 22 de marzo de 2021

Emsella: tratamiento no invasivo para la incontinencia urinaria

 

La Dra. Bárbara Fernández del Bas nos habla sobre el tratamiento Emsella para la incontinencia de orina

Bárbara Fernández del Bas

"BTL Emsella idealmente está indicado para las pacientes que sufren de incontinencia de orina de esfuerzo y pacientes que tienen dolor pélvico o con las relaciones... También se puede extender su uso como tratamiento de recuperación del suelo pélvico tras el parto, como tratamiento preventivo en pacientes que hacen deportes de alto impacto, protocolo de mantenimiento del suelo pélvico en pacientes sanas, etc."

Bárbara Fernández del Bas Médico especialista en Ginecología y Obstetricia, titulada por la UCM. Cuenta con Máster en  Medicina antienvejecimiento y longevidad, y en Ginecología estética, funcional y regenerativa. Desarrolla su actividad profesional en el Centro Clínico Betanzos 60.

¿En qué consiste el tratamiento Emsella para la incontinencia urinaria?

Es tratamiento de Emsella es un tratamiento novedoso y puntero en nuestro país. BTL Emsella representa un nuevo tipo de tecnología que proporciona un tratamiento no invasivo para los músculos del suelo pélvico en caso de incontinencia urinaria e incomodidad íntima. Se trata de un cómodo asiento que utiliza la energía electromagnética para estimular los músculos profundos del suelo pélvico sin la necesidad de quitarse la ropa. Una sola sesión con BTL Emsella brinda miles de contracciones supra fisiológicas como las de Kegel que ayudan a ejercitar los músculos sin ningún esfuerzo y sin la necesidad de exploraciones invasivas ni quitarse la ropa.

Al provocar la contracción de la musculatura del suelo pélvico, tanto la voluntaria como la involuntaria, mejora el tono muscular, que unido al propio envejecimiento de los pacientes, son causas del debilitamiento del suelo pélvico que desemboca en incontinencia urinaria.

¿Para quién está indicado este tratamiento?

Idealmente está indicado para todas aquellas pacientes que sufren de incontinencia de orina de esfuerzo y pacientes que tienen dolor pélvico o con las relaciones. Sin embargo, a medida que surgen estudios y se generaliza más el uso de Emsella, nacen nuevas posibles indicaciones derivadas de los múltiples beneficios que Emsella ofrece. También se puede extender su uso como tratamiento de recuperación del suelo pélvico tras el parto, como tratamiento preventivo en pacientes que hacen deportes de alto impacto, protocolo de mantenimiento del suelo pélvico en pacientes sanas, etc, …

¿Es un tratamiento doloroso?

¡Para nada! Por eso a los clínicos nos gusta tanto y en las pacientes tiene tan buena acogida. Hoy en día, la mujer tiene poco tiempo, y el tratamiento con Emsella son sesiones de 28 minutos separadas por al menos 24h. De esta manera, la paciente puede completar un programa de tratamiento, generalmente de 6-8 sesiones, en a penas 2 o 3 semanas.

Por otra parte, la paciente no tiene que hacer ninguna preparación previa ni posterior a la sesión, así, se hace la sesión con la misma ropa que lleva, y se va a continuar con su vida. Durante la sesión, en nuestra clínica, la paciente se encuentra en un gabinete individual, con conexión wifi y televisión. Durante el tratamiento, la paciente puede leer, ver la televisión, relajarse o incluso trabajar. Es un tratamiento que se adapta a la mujer.

¿Cuáles son los beneficios de Emsella?

Los beneficios médicos que se conocen hasta ahora, es una reducción de las pérdidas de orina en las pacientes que tenían incontinencia, un fortalecimiento de toda la musculatura de suelo pélvico, mejora la incomodidad íntima y ayuda a mejorar el control sobre la vejiga. Hasta un 95% de las pacientes reportan una mejoría en cuanto a su calidad de vida.

Por otra parte están los beneficios no médicos: la paciente no se somete a procedimientos invasivos, la paciente no requiere de preparación previa, tras las sesiones se reincorpora a su vida habitual, es un tratamiento cómodo, rápido y seguro.

¿Los resultados son inmediatos?

Si bien hay paciente que puedan empezar a notar mejoría tras las primeras sesiones, lo normal, es percibirla una vez finalizada el protocolo de tratamiento indicado por el médico especialista.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Generalmente, se suelen programar, de 6 a 8 sesiones en función de la indicación y la respuesta de la paciente. Usualmente, estas sesiones habrá que repetirlas al tiempo, para mantener los efectos del Emsella.