lunes, 28 de abril de 2014

El ácido fólico antes del embarazo


Defectos del tubo neural (DTN)                         


En la consulta preconcepcional, los ginecólogos de Madrid recomendamos tomar ácido fólico para planificar un embarazo con éxito.

Se estima que un 67,7% de las mujeres embarazadas en la actualidad no han tomado medidas preventivas frente a las deformaciones del tubo neural.

Estudios científicos acreditan que toda mujer que proyecta una gestación saludable debería consumir entre 400 y 800 microgramos diarios de folatos para prevenir el riesgo de malformaciones congénitas a causa de un posible estado nutricional deficitario.

La conveniencia de su consumo, antes de la concepción y durante el primer trimestre del embarazo, reside en la evidencia acreditada de una disminución considerable en el riesgo de tener un bebé con defectos del tubo neural (DTN).

A pesar de que el ácido fólico puede encontrarse en determinados alimentos como frutas, vegetales, granos... es difícil obtener la cantidad necesaria solo a través de la dieta.

Conscientes de la trascendencia sanitaria de apoyar el trabajo de sus asociados y con la finalidad de brindar las herramientas científicas adecuadas para el cumplimiento de sus funciones, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), ultima los trámites para poner a disposición en los próximos meses la cartilla de visita preconcepcional, que facilitará el seguimiento de la futura maternidad y fomentará la adopción de hábitos saludables que garanticen la salud de la madre y su futuro bebé.

Protocolo


El protocolo actualizado de la SEGO de 2010 indica a este respecto que:

La asistencia sanitaria preconcepcional tiene como finalidad la identificación de las condiciones sociales y médicas, tanto maternas como paternas, que puedan ser optimizadas antes de la concepción, con el fin de incrementar las posibilidades de un resultado perinatal favorable. Como la salud de la mujer durante el embarazo depende de su salud antes de la gestación, la asistencia durante el período preconcepcional se considera parte de la asistencia prenatal.

Premisas que sostienen el desarrollo de un soporte físico de contenido integral que contribuya a la prevención de los defectos del tubo neural.

Según relata el último estudio científico liderado por el Dr. Txantón Martínez-Astorquiza, se estima que la dieta común de muchas mujeres no aporta en ningún caso más de 200 microgramos de folatos, razón por la que se recomienda el uso diario de un complejo multivitamínico que contenga unos 400 microgramos de ácido fólico en su forma sintética.

Cifras avaladas por un metaanálisis de 41 estudios, que encontraron que el uso de suplementos multivitamínicos proporcionan protección frente a los defectos del tubo neural (OR 0.67, 95% CI 0.58-077 en estudios caso-control; OR 0.52, 95% CI 039-0.69 en estudios epidemiológicos y ensayos randomizados).

Cabe recordar, además, que en el caso del ácido fólico y el yodo la biodisponibilidad de los suplementos parece ser mayor que la que otorgan los alimentos.

Por último, es importante tomar como antecedente que un 95% de las mujeres que tienen un hijo con defectos del tubo neural no tienen ningún factor de riesgo conocido. Asimismo, las mujeres que tienen un hijo previo con defectos del tubo neural de DTN y aquellas que toman tratamiento anticonvulsionante (ácido valproico, carbamacepina) asociado al desarrollo de defectos del tubo neural, tienen un riesgo aumentado de tener un hijo con estos defectos. Por ello, en estos casos el suplemento farmacológico recomendado es de 5 miligramos diarios de ácido fólico. Como recomendación, recordar que el suplemento periconcepcional reduce el riesgo de recurrencia de defectos del tubo neural aproximadamente un 70%.


Juan Betancor Jimenez
Ginecóologo y tocólogo
Centro Clinico Betanzos 60

Información facilitada por:
La Sociedad Española de Ginecología (SEGO), con sede en Madrid, en un comunicado a los ginecólogos de Madrid.







PUBLICIDAD



La prevención de la espina bífida no solo es posible, sino que puede ser sencilla.

Tres de cada cuatro malformaciones congénitas del tubo neural podrían evitarse solo mediante la aportación farmacológica de folatos en los momentos previos a producirse el embarazo (dos a tres meses antes) y durante los tres primeros meses del mismo, ya que es el momento en que se forma el tubo neural.

Este recurso preventivo debería ser obligado para las familias en las que ya existe un miembro afectado de espina bífida.

Además, esta práctica debería extenderse a todas las mujeres que decidan iniciar un embarazo.


¡CONSÚLTENOS!
917 302 684   y   917 304 202



CUIDE SU SALUD. CUIDE SU EMBARAZO. Nos gusta nuestra profesión y estamos seguros de que nuestra atención personalizada antes del embarazo redundará en su beneficio.

Nuestro equipo de ginecología y nuestros ginecólogos atienden pacientes privados y están concertados con las principales sociedades médicas de Madrid: Adeslas, Groupama, HNA, Hermandad de Arquitectos, Antares, Agrupación Mutua, Medifiatc, Fiatc, Allianz seguros, Caser, Cigna, El Cisne, DKV, Sersanet, Axa-Winthetur, Néctar Seguros, Unión Sanitaria Médica Quirúrgica (SMQ), Sanitas.

Madrid, Madrid Norte, Distrito de Fuencarral - El Pardo, junto a La Vaguada, Tres Olivos, Montecarmelo, Las Tablas, Sanchinarro, Barajas, Hortaleza, Barrio de Begoña, Barrio del Pilar, Mirasierra, Tetuán, Plaza de Castilla, Puerta de Hierro, Peñagrande, Arroyo El Fresno, Chamartín, Tres Cantos, Pozuelo, Majadahonda, Colmenar Viejo, Alcobendas, Aravaca, Moncloa, Dehesa de la Villa, Saconia, Valdezarza, La Coma, La Ventilla.


Metro: Avenida de la Ilustración, Peñagrande, Barrio del Pilar o Herrera Oria
(mapa de la ubicación del Centro Clínico Betanzos 60)




No hay comentarios :