domingo, 2 de octubre de 2016

Infección por el virus del papiloma humano VPH (2ª parte)


Células vaginales cervicales tintadas para ser estudiadas
¿Qué son las lesiones premalignas
y cuál es el riesgo de que
se transformen en cáncer?

Las lesiones premalignas preceden a la aparición del cáncer y se denominan:

  • SIL.
    Lesión escamosa intraepitelial 
    (Squamous Intraepithelial Lesion).

  • CIN.
    Neoplasia cervical intraepitelial 
    (Cervical Intraepithelial Neoplasia).

Según el grado de alteración estas se clasifican en bajo grado (LSIL/CIN 1) o alto grado (HSIL/CIN 2-3).

En la mayoría de las ocasiones, las lesiones LSIL/CIN 1 se resuelven de forma espontánea sin necesidad de realizar ningún tipo de tratamiento. Esto no suele ocurrir con las lesiones HSIL/CIN 2-3, que suelen ser lesiones persistentes, con baja probabilidad de resolución espontánea y con un riesgo significativo de transformación malignas.

En el caso de que sea diagnosticada de una lesión premaligna, debe consultar con su ginecólogo cuál es la conducta más adecuada a seguir.

En definitiva, el cáncer de cuello de útero es una complicación grave, pero extremadamente infrecuente, de un fenómeno relativamente común: la infección por VPH.

Por ejemplo, en España se estima que hay 18 millones de mujeres sexualmente activas mayores de 18 años, de las cuales unos 2 millones son portadoras de HPV y aproximadamente 400.000 presentan alteraciones en la citología. Cada año en nuestro país se diagnostican unos 2.500 cánceres de cuello de útero y, por esta causa, fallecen unas 850 mujeres.

Los programas de prevención del cáncer de cuello de útero basados en la realización periódica de la citología cervical o de la prueba del HPV, en función de la edad de la mujer, permiten detectar y tratar precozmente lesiones premalignas del cuello del útero, contribuyendo de esta forma a disminuir considerablemente el número de casos y la mortalidad por este tipo de cáncer.

¿Cómo puede detectarse la infección por VPH o una lesión premaligna?

Dado que la infección por HPV es asintomática, la forma de detectarla está basada en el análisis de una muestra de secreción del cuello uterino que permitirá, bien detectar la presencia del virus (prueba del VPH) o bien detectar las mínimas alteraciones celulares más importantes sugerentes de lesiones premalignas (citología cervical).

La citología cervical es una prueba sencilla e indolora que no precisa ningún tipo de preparación y que consiste en tomar una muestra de la células que recubren el cuello del útero mediante una pequeña espátula o un cepillo. Posteriormente son analizadas con el microscopio.

La prueba del VPH está basada en la detección del virus. Esta prueba no solo informa de si hay infección o no, que también puede determinar el tipo específico de virus responsable de la infección.

¿Cuándo debe realizarse una citología cervical o una prueba del VPH
y cuál es su significado?

Tanto la citología como la prueba del VPH se utilizan en los programas de prevención del cáncer de cuello de útero.

La citología se ha utilizado clásicamente en mujeres a partir de los 25 años repitiendo la prueba cada tres años.

Recientemente se ha incorporado la prueba de VPH en la prevención del cáncer de cuello de útero, ya que es más sensible que la citología (mayor capacidad de detección) y permite alargar con seguridad el intervalo entre pruebas hasta 5 años. Dado que la infección por el VPH es muy frecuente en mujeres jóvenes y en estos casos casi siempre es transitoria, la prueba VPH únicamente debe realizarse a partir de los 30 años.

Un resultado anormal de la citología (SIL/CIN) o una prueba HPV positiva para virus de alto riesgo significa que usted puede ser portadora de una lesión premaligna del cuello de útero, por lo que deberá ser sometida a un estudio más detallado que permita confirmar esta sospecha. Si no tiene infección por HPV y la citología es negativa, el riesgo de tener lesiones premalignas es prácticamente nulo por lo que puede seguir sus controles rutinarios.

Información editada por la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia (AEPCC).

DOCUMENTACIÓN:

Boletín de la AEPCC.


Unidad de diagnóstico precoz del cáncer de útero
Centro Clínico Betanzos 60





PUBLICIDAD


En nuestra clínica disponemos de un amplio cuadro médico para cuidar su salud y la de sus hijos.



Licencia Creative Commons
Ginecología en el Centro Clínico Betanzos 60.
Por Centro Clínico Betanzos 60 - HTTV Media.
Se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://youtu.be/B2nigihUSh8.


Madrid, Madrid Norte, Distrito de Fuencarral-El Pardo, junto a La Vaguada, Tres Olivos, Montecarmelo, Las Tablas, Sanchinarro, Barajas, Hortaleza, Barrio de Begoña, Barrio del Pilar, Mirasierra, Tetuán, Plaza de Castilla, Puerta de Hierro, Peñagrande, Arroyo El Fresno, Chamartín, Tres Cantos, Pozuelo, Majadahonda, Colmenar Viejo, Alcobendas, Aravaca, Moncloa, Dehesa de la Villa, Saconia, Valdezarza, La Coma, La Ventilla.


Metro: Avenida de la Ilustración, Peñagrande, Barrio del Pilar o Herrera Oria
(mapa de la ubicación del Centro Clínico Betanzos 60)