domingo, 23 de octubre de 2016

Infección por el virus del papiloma humano VPH (4ª parte)


Vacuna contra el virus del papiloma humano
¿Qué otras lesiones precancerosas
o cáncer puede causar el VPH?

El cuello del útero es la parte del organismo en la que se producen con mayor frecuencia lesiones precancerosas y cáncer relacionadas con el HPV.

Con menor frecuencia el virus infecta otros epitelios y mucosas del área anogenital y orofaríngea, y puede producir lesiones precancerosas y cáncer en vulva, vagina, ano, boca, garganta y pene.

A diferencia de lo que ocurre en el cuello del útero, el cáncer de otras localizaciones no siempre está relacionado con el VPH. Así, en el caso de los cánceres de orofaringe, por ejemplo, se asocian con mayor frecuencia al tabaco y alcohol, que a la infección por HPV.

Cómo se trata la infección VPH o las lesiones asociadas al virus

Actualmente no existe tratamiento específico para la infección VPH. La infección deberá ser eliminada por el sistema inmune de cada mujer, desapareciendo en la mayoría de ellas sin causar ningún problema.

Sí existen varios tipos de tratamiento que permiten destruir o extirpar las lesiones producidas por este virus, todos ellos igual de efectivos:

  • Extirpación de la lesión.
    El área anormal es extirpada cortando un fragmento de tejido del cuello del útero en forma de cono (conización cervical).
    Habitualmente se utiliza un procedimiento electroquirúrgico que permite cortar el tejido de forma similar a un bisturí eléctrico.

  • Destrucción de la lesión.
    Se trata de destruir el tejido afectado por la lesión precancerosa.
    Esta destrucción puede realizarse mediante congelación (crioterapia) o vaporización (aplicando un láser).

Tanto la extirpación como la destrucción de las lesiones se consideran tratamientos conservadores ya que permiten que el cuello del útero, tras su curación, se regenere en gran medida sin impacto en la salud reproductiva de la mujer y por tanto en su capacidad para quedar embarazada.

Solo cuando estos tratamientos se realizan sobre una amplia área lesional o cuando se repiten porque reaparece la lesión, pueden repercutir en la capacidad reproductiva.

¿Cómo se puede prevenir la infección por HPV?

1Administración de la vacuna frente al HPV.

Las vacunas protegen de forma muy eficaz frente a los principales tipos de VPH que causan enfermedades y además son muy seguras.

  • Todas las vacunas comerciales incluyen los tipo de VPH 16 y 18, causantes del 70% de los cánceres de cuello de útero y una proporción significativa de los cánceres de vulva, vagina, ano y orofaringe.

  • La protección frente a otros tipos se consigue, en parte, por la protección cruzada (significa que la vacuna protege frente a otros tipos de VPH que no están incluidos en la vacuna) o mediante la fabricación de nuevas vacunas que incluyen otros tipos de VPH-AR (concretamente los VPH 31, 33, 45, 52 y 58).

La vacuna previene de la infección pero no afecta a la eliminación de un virus existente en el momento de la vacunación. A pesar de ello, la vacuna también puede ser útil en mujeres que han tenido relaciones o han estado expuestas al VPH ya que a diferencia de lo que ocurre con otras infecciones, el antecedente de una infección previa no protege completamente frente a la adquisición de nuevas infecciones por estos mismos tipos de VPH.

2Uso del preservativo.

El preservativo protege en gran medida de la infección.

Sin embargo, incluso con uso correcto, la protección no es completa debido a que el área protegida por el preservativo es limitada y toda la piel de la región perineal es potencialmente infecciosa.

La correcta utilización del preservativo ha demostrado una reducción significativa en la incidencia tanto de verrugas genitales o condilomas como en lesiones premalignas. Además, el preservativo protege frente a otras infecciones de transmisión sexual, como el VIH y frente a un posible embarazo no deseado.

Factores que favorecen la eliminación del virus

1No fumar.

El consumo de tabaco disminuye la capacidad del sistema inmune para eliminar la infección VPH. El tabaquismo favorece la persistencia de la infección y por tanto incrementa el riesgo de aparición de lesiones premalignas.

2Dejar de tomar anticonceptivos orales.

Diversos estudios encuentran un mayor riesgo de persistencia del VPH, así como mayor incidencia en lesiones premalignas y cáncer de cérvix, entre las mujeres que han utilizado durante muchos años anticonceptivos hormonales orales. Este riesgo disminuye tras dejar el tratamiento.

Por el contrario, el uso del dispositivo intrauterino (DIU) no incrementa dicho riesgo o incluso lo disminuye.


Información editada por la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia (AEPCC).

DOCUMENTACIÓN:

Boletín de la AEPCC.


Unidad de diagnóstico precoz del cáncer de útero
Centro Clínico Betanzos 60





PUBLICIDAD


En nuestra clínica disponemos de un amplio cuadro médico para cuidar su salud y la de sus hijos.



Licencia Creative Commons
Ginecología en el Centro Clínico Betanzos 60.
Por Centro Clínico Betanzos 60 - HTTV Media.
Se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://youtu.be/B2nigihUSh8.


Madrid, Madrid Norte, Distrito de Fuencarral-El Pardo, junto a La Vaguada, Tres Olivos, Montecarmelo, Las Tablas, Sanchinarro, Barajas, Hortaleza, Barrio de Begoña, Barrio del Pilar, Mirasierra, Tetuán, Plaza de Castilla, Puerta de Hierro, Peñagrande, Arroyo El Fresno, Chamartín, Tres Cantos, Pozuelo, Majadahonda, Colmenar Viejo, Alcobendas, Aravaca, Moncloa, Dehesa de la Villa, Saconia, Valdezarza, La Coma, La Ventilla.


Metro: Avenida de la Ilustración, Peñagrande, Barrio del Pilar o Herrera Oria
(mapa de la ubicación del Centro Clínico Betanzos 60)